Conéctate con nosotros

CDMX

Joven ofende a policías en parque de CDMX, la llaman Lady Cubrebocas

parque, Lady, 52 KB, Lady

CIUDAD DE MÉXICO.- En redes sociales una joven fue bautizada como Lady Cubrebocas por ofender a un policía que le pidió usar la mascarilla mientras paseaba por el parque La Mexicana en la colonia Contadero, de la alcaldía Cuajimalpa.

“¡El parque está abierto! Para mantenerlo así, es indispensable que usemos TAPABOCAS TODO EL TIEMPO. Esto sucedió ayer y como esta respuesta hemos tenido varias. Les pedimos que nos ayuden con el uso de tapabocas y a respetar como todos queremos que nos respeten”, señala la publicación difundida por el parque.

Ante la reacción de la mujer, los usuarios criticaron a la mujer por ignorar las recomendaciones sanitarias emitidas por las autoridades contra el SARS-CoV-2.

Cabe destacar que el Parque la Mexicana reabrió en agosto a un 30 por ciento de su capacidad, en un horario de 5 de la mañana a 10 de la noche.

Los visitantes ingresan por un filtro sanitario y la toma de temperatura, así como el uso de cubrebocas, es de carácter obligatorio.

Los visitantes pueden permanecer en el interior hasta un tiempo máximo de una hora. Los juegos infantiles, skatepark, jardín canino, bancas y bebederos permanecen cerrados.

CDMX

Cerillitos piden limosna, llevan desempleados más de 10 meses

abuelito, cerillitos, 46 KB, cerillitos

CIUDAD DE MÉXICO.- Don Rafael pertenece a un grupo de cerillitos que desde hace diez meses perdieron su empleo en las tiendas de autoservicio, debido a la pandemia por covid-19.

Él aseguró que por su edad y al encontrarse dentro de la población de alto riesgo, las cadenas comerciales decidieron retirarlos de las tiendas para no arriesgar su salud, pero le es complicado hallar trabajo.

“Nosotros nos arriesgamos, salimos con todas las medidas, pero aún así nos exponemos a todo, pero si no lo hacemos ¿cómo llevamos dinero a nuestras casas?, comentó en entrevista para esta casa editorial.

Don Rafael y el grupo de cerillitos mencionaron que al perder sus empleos se quedaron sin ganancias, que en la mayoría de los casos significaban el sustento de las familias.

Por ello, tomó la decisión junto con otros empacadores de unirse para salir a las calles y pedir —más que una moneda para sobrevivir— una nueva oportunidad de sentirse útil en la sociedad, es decir, busca un trabajo.

A diario sale de su casa en Tacubaya y en transporte llega a Paseo de la Reforma para pedir una moneda entre los autos; pretende comer y comprar las medicinas de su esposa.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer