Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

CJNG asesina y mutila al “Kalimba” por golpear mujeres (VIDEO)

TABASCO.- “El Kalimba” levantaba a policías y los ejecutaba, así como a sus propios halcones y sicarios cuando no lo obedecían o pensaba, en sus delirios de persecución, que lo habían traicionado.

También cobraba cuotas, robaba vehículos, extorsionaba a la población y secuestraba. “El Kalimba”, como se le conocía en el mundo del crimen, se sintió inmune y superior a todos, hasta que otro capo huachicolero se unió al CJNG y junto a ellos le dieron cacería y lo mataron a balazos.

Pero eso no fue todo, pues se llevaron su cuerpo, le cortaron los brazos y los abandonaron junto a un narcomensaje. Sin embargo, del cuerpo no se supo nada hasta que apareció en una narcofosa, en Tabasco.

Al menos cuatro fueron los cuerpos hallados en tres fosas clandestinas que fueran localizadas en las inmediaciones del poblado C-21 del municipio de Cárdenas.

Hace varios fines de semana, las víctimas fueron desmembradas y arrojadas en bolsas de plástico, donde al menos uno de los restos podrían pertenecer al exlíder criminal Andrés Vasconcelos, alias “el Kalimba”.

El cadáver fue trasladado a la instalaciones de la Fiscalía General del Estado de esa ciudad para las diligencias correspondientes; extraoficialmente se comenta de que el cuerpo localizado corresponde a una persona de estatura alta de complexión robusta y que le faltan ambos brazos por lo que se presume que corresponde al “Kalimba”.

Pese al hermetismo con el que se han llevado las investigaciones, trascendió que al menos una persona se encuentra detenida y relacionada con el hallazgo de los restos humanos en una propiedad abandonada en dicha comunidad, la cual se encuentra sujeta a investigaciones por el área de Alto Impacto, así como otro individuo que podría estar colaborando con las autoridades ministeriales.

El personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió al poblado C21 encontrando la primer fosa que contenía el dorso de un masculino, mientras que en bolsas de plástico fueron halladas las extremidades faltantes, los cuales fueron analizadas para determinar si pertenecen al “Kalimba”, asesinado el pasado 4 de diciembre por un grupo criminal y posteriormente mutilado.

Pero ¿quién y por qué mutilaron y asesinaron al “Kalimba”? Se presume que fue “El Pantera”, un líder huachicolero ligado al CJNG y quien, por cierto, en las fiestas decembrinas se hizo notar en Tabasco obsequiándole despensas a la población de Huimanguillo.

Además de la evidente rivalidad entre ambos capos, en junio de este año el ahora ejecutado se hizo viral en redes sociales porque sus sicarios aparecieron azotando a dos presuntas “halconas” porque supuestamente no avisaron sobre un operativo de las autoridades en el municipio tabasqueño.

Solamente durante noviembre fueron asesinadas de manera violenta 40 personas en Tabasco, mientras en lo que va de diciembre, hasta la noche del 29 de diciembre, suman 38 ejecutados. Si bien, es cierto, no es de las entidades con mayor incidencia de este delito en México, sí vive una violencia inusitada para sus habitantes, donde es cada vez más común actos de auténtica barbarie.

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer