Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

“El Cherry”, figura clave para capturar al “Mencho”, fue entregado a EUA

MÉXICO.- El gobierno de AMLO extraditó este fin de semana a Estados Unidos a Juan Padilla Vizcarra —lugarteniente y hombre cercano de Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho”, líder del CJNG— para enfrentar un juicio por tráfico de drogas.

Padilla Vizcarra, conocido como el “Cherry” fue entregado a las autoridades estadounidenses por funcionarios de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para su traslado a Los Ángeles, California, en los Estados Unidos.

La extradición y el posible juicio de este capo abren la puerta a una posible cierre del cerco contra el líder absoluto del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho”, por los nombres y datos pesados que pueda sacar a la palestra el “Cherry”.

Bajo el mando del “Mencho”, Juan Padilla transportó droga con destino a Estados Unidos, y lavó dinero producto de las ganancias de la venta de droga.

Padilla Vizcarra fue capturado en 2016 en Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco. La Agencia Antidrogas (DEA) ha advertido que el “Cherry” enfrenta cargos relacionados al tráfico de cocaína, metanfetaminas, marihuana y otras sustancias ilegales a Estados Unidos.

La extradición del líder criminal es un golpe para el cártel que controla el “Mencho”, uno de los hombres más buscados por las autoridades mexicanas y estadounidenses.

El “Mencho” es considerado el hombre fuerte y sangriento del CJNG. Durante años ha sabido burlar a las autoridades, que en 2020 capturaron a 309 de sus lugartenientes.

La causa penal 14CR2949 radicada en la Corte del Distrito Sur de California revela una serie de conversaciones del “Cherry” y otros lugartenientes del cártel de las cuatro letras, conspirando para realizar envíos de droga a Estados Unidos.

El foco del gobierno de la “Cuarta Transformación” ha sido debilitar las estructuras financieras del CJNG, así como consolidar un nuevo frente contra el narcotráfico. “Es claro que el gobierno de AMLO tiene un blanco prioritario, y que ese blanco es el Cártel Jalisco”, advierte Eduardo Guerrero, analista y experto en seguridad.

Según Guerrero, la eventual caída de el “Mencho”, tendrá grandes implicaciones. Primero, como ha ocurrido antes, surgirán nuevos liderazgos y nuevos conflictos que aumentarán la violencia. En el país, tras la captura de importantes criminales, se asesina más que nunca.

Pocas veces se ha observado en México que la detención de un líder criminal venga acompañada con una operación más compleja de debilitar su poder financiero y operativo, que según los expertos sería la estrategia más eficaz de combate al crimen organizado.

El pasado 13 de noviembre, Agustín González Chavarín identificado por la fiscalía mexicana como el “Guty” y/o “El 14″ fue capturado durante un cateo a un domicilio en Palmar del Progreso, en Puerto Vallarta, Jalisco.

El hombre que conformaría uno de los círculos más cercanos del “Mencho” estaba buscado por los gobiernos de México y EEUU ya que movía grandes cantidades de droga.

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer