Conéctate con nosotros

Nacional

Roberto Madrazo dice que “AMLO actúa como lo más viejo del PRI”

roberto, Madrazo, 32 KB, Madrazo

TABASCO.- Con sesgos autoritarios y sin contrapesos, el presidente Andrés Manuel López Obrador está parado en la raya para convertirse “en un peligro para México”, alertó el exgobernador y excandidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo Pintado.

“Veo con preocupación que de repente tiene sesgos autoritarios, se queda anclado en propuestas tipo Luis Echeverría, López Portillo y no habla de cosas nuevas hacia un mundo tan distinto”, dijo.

Opinó que le gustaría escuchar a un presidente hablando de tecnologías y de cómo enfrentar con los jóvenes el futuro después de la pandemia.

Madrazo Pintado lamentó que su paisano no tenga contrapesos, deploró que el Poder Judicial y Legislativo estén “entregados” a su gobierno, que esté destruyendo “muchas cosas en el país” y advirtió que está parado en la raya “de convertirse en un peligro” para México.

Al participar en un programa de radio local, el exgobernador (1995-2000) externó su preocupación por el “desmantelamiento” de organismos autónomos y se dijo sorprendido de que nadie diga al presidente que no se puede tal cosa o dejen “que se embarque en ocurrencias que no le sirven al país”.

Reconoció que López Obrador es el presidente de la República más poderoso desde 1970, pero reprobó que actúe “como lo más viejo del PRI”.

“Tiene la oportunidad de construir un régimen diferente y está actuando como el viejo régimen, como lo más viejo de lo viejo del PRI: autoritario, no consulta, no permite la concurrencia de diferentes fuerzas para tomar decisiones colectivas en bien del país”, acusó.

Y recordó la fallida transición democrática del panista Vicente Fox, al ocupar la presidencia de la República en el año 2000 y sacar al PRI del gobierno, por primera vez en la historia.

“Efectivamente, (Fox) sacó al PRI de los Pinos, pero sacó a México del mundo y nos caímos enormemente en muchos temas que habíamos avanzado. Un periodo perdido de transición para que el régimen político fuera diferente, es lo mismo que estamos viviendo hoy en día”, señaló.

Por ello, pidió votar en las próximas elecciones por opciones políticas que hagan contrapeso al gobierno de López Obrador y ayudar así a la transición democrática.

Respecto a Tabasco, el también excandidato presidencial del PRI lamentó que en las recientes inundaciones haya faltado empatía de López Obrador con sus paisanos, al no visitar a pie zonas anegadas, metido en el agua aun con riesgo de enfermarse.

“No hubo esa empatía de estar con la gente, de meterse con ellos, no importaba la fotografía, eso es algo que viene de adentro y que a la gente le hace ver mucho el compromiso de la autoridad, el sentido de apoyo”, remachó.

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer