Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

CJNG inunda de cadáveres predio de Tijuana; hallan 13 cuerpos (VIDEO)

TIJUANA.- Al menos 13 cadáveres han sido encontrados en las fosas o presuntos tiraderos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la colonia Maclovio Rojas, en Tijuana, Baja California, donde desde hace una semana los colectivos de familiares de desaparecidos hacen búsquedas exhaustivas, y sin la ayuda de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los activistas iniciaron las excavaciones tras recibir una llamada anónima que los alertó sobre la existencia de una fosa clandestina en ese sitio.

La primera línea de investigación de la Fiscalía General del Estado de Baja California es que el terreno ubicado en la calle Artículo Número 3, esquina con Calle Emiliano Zapata del Ejido Maclovio Rojas, Delegación Presa Rural, donde fueron encontrados 13 cuerpos y/o restos humanos en ocho días, es un tiradero y casa de seguridad del CJNG.

“Aún sin investigación, es lógico que se trata de víctimas de la pugna por la venta de droga en las calles en la Zona Este de la ciudad. Y ciertamente los restos deben corresponder a las personas reportadas como desaparecidas. De acuerdo con las versiones de los delincuentes detenidos en fechas recientes, en esa zona, el control del CJNG está predominando, y es la gente de Jalisco la que está optando por privar de la libertad a sus víctimas o competidores, torturarlos, matarlos y enterrarlos. Su idea es no jalar la atención de los operativos, y tratar de mantener lejos a las policías”, explicó al semanario ZETA uno de los integrantes de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad.

Por otra parte, elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) refirieron que aún no es momento de deslindar a los operadores de los cárteles Arellano Félix (CAF) y de Sinaloa (CDS) que delinquen en la zona.

En ninguna de las trece carpetas de investigación iniciadas, de los 13 restos encontrados entre el martes 5 y el miércoles 12 de enero, hay alguna información sobre los presuntos responsables.

Tampoco se ha determinado el tiempo que los criminales tenían usando el predio como tiradero de cadáveres. Por la descomposición de los cuerpos, las autoridades consideran mínimo seis meses. Pero los buscadores estiman que es más de un año. Por el estado de descomposición de los cuerpos, solo en tres se ha podido determinar una “posible” causa de muerte: uno por herida de arma de fuego y dos por estrangulamiento.

Según las autoridades, la cabeza del CJNG en aquella zona es Rodolfo López Arellano “Cabo 30” y/o “Solecito” desde agosto de 2019, cuando Ricardo Antonio Álvarez Olivares “Cabo 29” y/o “Bebé” fue asesinado en Baja California Sur. De acuerdo con reportes de inteligencia, pasa el tiempo entre Puerto Vallarta y Tijuana.

Los de Jalisco están enfrentados a Luis Mendoza, cabeza de Los Uriarte, quien tiene como operadores criminales a su primo Alberto López, Germán Ayala y Luis Correa. Y a los ex operadores del CAF, de Pablo Edwin Huerta “El Flaquito” aliados a “Los Chapitos”.

La zona impactada por la violencia de estos grupos es el Distrito 2, donde durante el año pasado se perpetraron 3,015 homicidios, el 16% de los 2,015 asesinatos ocurridos en Tijuana. Comprende La Presa y Presa Rural, delegaciones ubicadas en el extremo Suroeste de Tijuana, zona de mayor crecimiento de la ciudad, y en términos de trasiego de droga, conectada directamente a través de bulevares a las delegaciones Los Pinos, Cerro Colorado, Centenario y a los municipios de Tecate y Rosarito.

De acuerdo con La Jornada, uno de los obstáculos a los que se enfrentan los colectivos de búsqueda en la entidad federativa es que, cuando se trata de propiedad privada, no cuentan con la orden de un juez para ingresar a los predios.

Cabe destacar que la Fiscalía de Baja California no auxilia a los colectivos sin la orden correspondiente. Cuando se logró obtener una orden judicial, la FGE ingresó el sábado 2 de enero y halló ese mismo día un cadáver.

“Me dijo que no me podía apoyar, no podía dar seguridad para cometer un delito (para irrumpir en el predio) y me dijo que le mandara la información y que él iba a entrar y no le creímos, pero el lunes me hablan como a las cuatro de la tarde y me dijo ‘Angelica ya entramos a la casa y encontramos el primer cuerpo’, me dijo el fiscal Hiram”, dijo la activista Angélica Ramírez a dicho medio.

Y así, estas crueles imágenes, de familias buscando lo que queda, literalmente, de sus hijos, hermanos, madres, padres… entre la tierra, entre lo que los cárteles han convertido cementerios a destajo.

Mundo

El Licenciado, compadre del Chapo que lo hundió… con Emma (VIDEO)

chapo_licenciado, Chapo Guzmán, 43 kb, Licenciado, Licenciado
Foto: Especial.

ESTADOS UNIDOS.- Dámaso López Núñez, El Licenciado, redujo su pena a 14 años, luego de ser condenado en 2018 a una sentencia de cadena perpetua, tras convertirse en el testigo clave durante el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, ha obtenido el beneficio por cooperar para que su compadre se mantenga en la cárcel de por vida. Y además, ayudó a capturar a su esposa, Emma Coronel.

De acuerdo con registros del Buró Federal de Prisiones (BOP), López Núñez tiene una fecha prevista de liberación para el 8 de noviembre de 2032. Cabe destacar que en enero del año pasado se reportó una moción para reducir su tiempo tras las rejas, pero desde entonces no se supo más.

El Licenciado, principal lugarteniente de Guzmán Loera, fue sentenciado el 30 de noviembre de 2018, tras declararse culpable de narcotráfico en un Tribunal de Alexandria, Virginia. El fallo incluyó un embargo de 25 millones de dólares.

El compadre del Chapo ya había aceptado su responsabilidad en el tráfico de al menos 450 kilogramos de cocaína un par de meses antes de que le fuera leída su pena.

López Núñez accedió a que su defensa hiciera un acuerdo con la fiscalía norteamericana. Manuel Retureta, abogado del narcotraficante, solicitó al juez T.S. Ellis que su cliente fuera recluido en una prisión del suroeste, algo que fue concedido.

Según el BOP, el Licenciado ahora está encerrado en la penitenciaría USP Canaán del condado de Wayne. Se trata de un campo de reclusión de seguridad mínima, localizado al noreste de Pensilvania.

En los últimos dos días, el nombre de Dámaso López Núñez cobró relevancia porque su testimonio ha sido clave en las acusaciones contra su comadre, Emma Coronel Aispuro, quien fue imputada ante el Distrito de Columbia el pasado 17 de febrero y arrestada en el aeropuerto de Washington-Dulles cinco días después.

Así como están los señalamientos en la acusación presentada hace una semana, también están de forma idéntica los mismos testimonios de López Núñez, quien declaró contra su compadre en el 22 y 23 de enero de 2019 en la sala 8D de la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Acaso lo único nuevo es que las autoridades norteamericanas decidieron ocultar la identidad de su “Testigo Colaborador 1” por mera formalidad, pero en esencia, se trata López Núñez. Esto puede corroborarse con registros de prensa sobre la comparecencia del Licenciado.

López Núñez confesó sobre las cartas enviadas por su compadre, a través de Emma Coronel, con instrucciones sobre la dirección del Cártel de Sinaloa; igual relató la discusión para entregar un reloj con GPS al Chapo y conocer su ubicación exacta en la celda para el escape del Altiplano en julio de 2015; a su vez, contó acerca del segundo plan para que Guzmán Loera se fugara antes de ser extraditado a EEUU, un proyecto que comenzó en febrero de 2016 pero no se concretó.

En el párrafo 33 de la acusación presentada por el agente especial del FBI, Eric S. McGuire, se indica que el “Testigo Colaborador 1” recibió 100 mil dólares de manos de Emma Coronel para adquirir un terreno cerca del penal del Altiplano en 2016, exactamente lo que el Licenciado confesó en 2019, cuando dijo que tomó la misma cantidad, pues aunque de nueva cuenta accedió a colaborar para la huida de su compadre, él no tenía dinero.

De acuerdo con las crónicas de su presentación, López Núñez llegó a la sala de la corte de Nueva York el martes 22 de enero de 2019.

Cuando subió al estrado, miró a su compadre, el Chapo, y se golpeó en el pecho con el puño de la mano derecha; al ser cuestionado por la defensa sobre ese gesto de aparente lealtad, respondió: “porque lo amo”. Sin embargo, comentó que las circunstancias lo habían obligado a testificar y decidió pensar en su familia. Eso dijo para justificar su traición.

Dámaso López Núñez conoció al Chapo en 1999, cuando se convirtió en subdirector del penal de Puente Grande, Jalisco, donde mandaba el líder del Cártel de Sinaloa y quien estaba recluido tras ser detenido en Guatemala en 1993.

López Núñez es de Sinaloa, donde trabajó en la comandancia como jefe de investigación en el robo de autos; pero ya en Puente Grande ayudaba a Guzmán Loera a introducir celulares, alcohol, cocaína, alimentos de restaurantes, servidoras sexuales, entre otros caprichos del amo y señor del penal de máxima seguridad. Antes de la fuga del capo, ocurrida el 18 de enero de 2001, el funcionario renunció porque ya pesaban presuntos vínculos de corrupción sobre él.

Después contactaría al Chapo, se volvería su lugarteniente para comprar ranchos, entregar sobornos a militares y coordinar envíos de droga; además de ser padrino de una de las últimas dos gemelas de la familia Guzmán Aispuro. Llegó a comandar un ejército privado de hasta 100 sicarios, llamados “Fuerzas Especiales Dámaso”, con quienes pretendía imponerse ante Los Chapitos, hijos de Guzmán Loera, pero estos últimos prevalecieron en el liderazgo interno y acorralaron a los Dámaso.

El Licenciado fue detenido en la Ciudad de México en mayo de 2017 y extraditado a EEUU en julio de 2018; cuatro meses después fue sentenciado a pasar toda su vida en prisión, pero al testificar contra su compadre e inculpar a su comadre, las autoridades norteamericanas han determinado su liberación en 2032, cuando ronde los 66 años. Eso, si no es testigo contra Emma Coronel a cambio de reducir aún más su condena.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer