Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

Guerra interna del CJNG amenaza con más sangre en México (VIDEO)

MÉXICO.- México es escenario de una nueva narcoguerra, una revuelta al interior del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que amenaza con desbordarse. Los protagonistas son hombres del círculo cercano de Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho”, identificado como líder absoluto de la organización criminal.

Todo inició con la llegada de Carlos Andrés Rivera Varela, conocido como la “Firma” a la plaza de Puerto Vallarta, Jalisco. Según informes locales, este hombre de origen colombiano está dispuesto a arrebatarle el control de la región a Agustín González Chavarín, “Don Guty” y/o “El 14″, capturado el pasado mes de noviembre en este balneario mexicano.

Rivera Varela llegó al CJNG luego de que Gonzalo Mendoza Gaytán, alias el “Sapo”, brazo derecho del “Mencho”, tuviera la encomienda de conquistar las tierras del Bajío.

Su cercanía al Sapo, supuestamente responsable de ampliar la zona de operación del CJNG en todo el país, lo hizo ganar terreno en Jalisco. Las versiones recogen que ya con poder, la “Firma” ha puesto precio a las cabezas de varios operadores del Cártel Jalisco.

La “Firma”, sin embargo, tiene intereses más altos como hacerse del control de todo Jalisco.

El pasado 18 de diciembre, Puerto Vallarta entró en pánico. En el segundo centro turístico de México, el ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz fue asesinado a balazos en un restaurante bar.

La principal línea de investigación sombreó el nombre del Cártel Jalisco Nueva Generación. Fuentes ministeriales apuntaron al colombiano Carlos Andrés Rivera Varela, la “Firma” y a sus aliados, Julio César Moreno Pinzón, el “Tarjetas”, quien habría ordenado el atentado contra el titular de la SSC CDMX, Omar García Harfuch; y un sujeto identificado como la “Gallina”.

Se presume que estos tres operadores habrían enviado una célula criminal entrenada en campamentos de Tomatlán (Puerto Vallarta) para cometer el ataque contra Sandoval, quien llegó a la zona para vacacionar.

En un informe, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señala la importancia logística de Puerto Vallarta para las organizaciones criminales, que desde 2008 acumula sucesos violentos.

En los últimos años, el Cártel Jalisco Nueva Generación ha impuesto un sangriento manual escrito por los líderes de la organización.

Su dirigente Nemesio Oseguera Cervantes es uno de los criminales más buscados por la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA). En marzo pasado, el Departamento de Justicia ofreció hasta USD 10 millones por pistas que ayuden a atraparle.

Oseguera dirige el CJNG al menos desde el 2000 y ha logrado expandirlo a la mayoría de los estados de México y a varias ciudades de Estados Unidos. A la par del crecimiento de la estructura criminal, crecieron los secuaces del Mencho, quienes hoy son una amenaza más para la endeble o, mejor dicho, inexistente paz que hay en México.

Mundo

CJNG desplaza al Cártel de Sinaloa en control territorial de Estados Unidos

cjng_cds, CJNG, 56 kb, BC
Foto: Especial.

ESTADOS UNIDOS.- El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) desplazó al Cártel de Sinaloa y a otras organizaciones criminales en Estados Unidos, hasta convertirse en el segundo con mayor control territorial en ese país.

Al comparar los mapas de la Evaluación Nacional de Amenaza de las Drogas de la DEA entre 2017 y 2020 puede observarse que en apenas tres años, el CJNG literalmente se adueñó de plazas estratégicas en distintas partes de ese país, incluidos algunos puertos fronterizos.

En tanto, el cártel de Sinaloa consolidó su control sobre los puntos de entrada clave de la frontera en estados como Baja California, Sonora, Chihuahua y Coahuila, mientras el CJNG se fortaleció en Tamaulipas y algunas partes de Chihuahua y Baja California, considerados fundamentales para el contrabando de droga.

Mientras tanto, del otro lado de la frontera, en ciudades de relevancia histórica, geográfica y cultural como Dallas, Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Miami y Phoenix los cárteles mexicanos parecen tener una tregua, pues operan indistintamente organizaciones como el cártel de Sinaloa, el CJNG, los Beltrán Leyva y el Cártel del Golfo.

En la comparación de mapas trazados a partir de información obtenida en campo por agentes de la DEA, con las posiciones de los cárteles en los principales puertos de entrada entre México y Estados Unidos, muestran que de 2017 a 2020 desaparecieron de la franja fronteriza organizaciones como Los Zetas, el Cártel de Juárez y el Cártel del Golfo, a pesar que los tres permanecen activos, de acuerdo con autoridades judiciales estadunidenses.

Eagle Pass paralela a Piedras Negras (Coahuila) por ejemplo, pasó de manos de Los Zetas al cártel de Sinaloa en ese lapso. Mientras que en El Paso frente a Ciudad Juárez (Chihuahua), el Cártel de Juárez, que ya compartía la aduana con el CJNG y el CDS, desapareció cediendo su preponderancia a estas organizaciones y permitiendo un mínimo territorio en la ciudad a la organización de los Beltrán Leyva.

En 2017 Laredo, ciudad gemela de Nuevo Laredo (Tamaulipas) era dominada por Los Zetas y contaba con presencia mínima de los cárteles de Sinaloa, del Golfo, el CJNG y los Beltrán Leyva. Para 2020, el que era considerado un bastión Zeta se quedó en manos de los Beltrán Leyva prioritariamente y Sinaloa y Jalisco en menor proporción, explica el documento.

En Tucson, ciudad cercana a Nogales (Sonora), el cártel de Sinaloa que hace unos años compartía la zona desértica de Arizona con el CJNG y los Beltrán Leyva, en 2020 se adjudicó por completo la aduana fronteriza, que también es conocida como punto de cruce de migrantes indocumentados.

CDS recuperó por completo el paso fronterizo de San Ysidro que cruza a hacia Tijuana (Baja California), donde se planea el inicio de la construcción de una nueva aduana en los próximos meses, que antes compartía a partes iguales con el CJNG, de acuerdo con el reporte anual de la DEA.

Mientras tanto, la organización liderada por Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho, desplazó a los Beltrán Leyva de las participaciones que compartían en San Diego y en Imperial, paralelas a Tijuana y Mexicali, respectivamente.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer