Conéctate con nosotros

Mundo

Frederico logró despedirse de su perrita antes de morir por covid-19

abuelito, Frederico, 24 KB, Frederico

BRASIL.- La historia de Frederico Minatto, ha conmovido a redes sociales y medios internacionales pues pudo despedirse de su perrita antes de morir.

El señor Minatto originario de Criciúma, en Santa Catalina, Brasil se contagió de coronavirus a sus 92 años, por lo que terminaron hospitalizándolo debido a sus síntomas graves y terminaron por intubarlo, por lo que sus pronósticos no eran nada alentadores.

De acuerdo con Fernanda Minatto, hija de Frederico, ella realizaba videollamadas todos los días para saber el estado de salud de su padre y él todos los días desde su llegada al hospital preguntaba por Lilica, su perra quien había vivido con él los últimos 10 años.

“Solíamos hacer una videollamada para que los dos se vieran. Aún así, siempre estaba preguntando por ella”

Es por esto que ella decidió pedir permisos especiales al hospital para que su padre y Lilica pudieran reunirse por lo que la perrita pudo ingresar finalmente al hospital, previamente bañada, en una caja especial, desinfectada y se limpiaron sus patas antes de entrar para acompañar al señor Minatto en sus últimos días.

Según relató Fernanda a los medios locales, la visita de Lilica al señor Frederico conmovió a todos en el hospital e, incluso la saturación de oxígeno del hombre de 92 años subió pues no tenía ni idea de la sorpresa que su hija le había preparado.

La perrita comenzó a hacerse demostraciones de cariño a su dueño con el que había compartido sus últimos años y tanto los médicos como el personal del hospital decidieron que Lilica se quedara al lado del señor Minatto.

Sin embargo, dos días después de la visita de su perrita, el señor Frederico Minatto murió como consecuencia del Covid-19 por lo que su hija aseguró que solo estaba esperando la visita de la perrita para poder despedirse e irse en paz.

Mundo

CJNG desplaza al Cártel de Sinaloa en control territorial de Estados Unidos

cjng_cds, CJNG, 56 kb, BC
Foto: Especial.

ESTADOS UNIDOS.- El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) desplazó al Cártel de Sinaloa y a otras organizaciones criminales en Estados Unidos, hasta convertirse en el segundo con mayor control territorial en ese país.

Al comparar los mapas de la Evaluación Nacional de Amenaza de las Drogas de la DEA entre 2017 y 2020 puede observarse que en apenas tres años, el CJNG literalmente se adueñó de plazas estratégicas en distintas partes de ese país, incluidos algunos puertos fronterizos.

En tanto, el cártel de Sinaloa consolidó su control sobre los puntos de entrada clave de la frontera en estados como Baja California, Sonora, Chihuahua y Coahuila, mientras el CJNG se fortaleció en Tamaulipas y algunas partes de Chihuahua y Baja California, considerados fundamentales para el contrabando de droga.

Mientras tanto, del otro lado de la frontera, en ciudades de relevancia histórica, geográfica y cultural como Dallas, Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Miami y Phoenix los cárteles mexicanos parecen tener una tregua, pues operan indistintamente organizaciones como el cártel de Sinaloa, el CJNG, los Beltrán Leyva y el Cártel del Golfo.

En la comparación de mapas trazados a partir de información obtenida en campo por agentes de la DEA, con las posiciones de los cárteles en los principales puertos de entrada entre México y Estados Unidos, muestran que de 2017 a 2020 desaparecieron de la franja fronteriza organizaciones como Los Zetas, el Cártel de Juárez y el Cártel del Golfo, a pesar que los tres permanecen activos, de acuerdo con autoridades judiciales estadunidenses.

Eagle Pass paralela a Piedras Negras (Coahuila) por ejemplo, pasó de manos de Los Zetas al cártel de Sinaloa en ese lapso. Mientras que en El Paso frente a Ciudad Juárez (Chihuahua), el Cártel de Juárez, que ya compartía la aduana con el CJNG y el CDS, desapareció cediendo su preponderancia a estas organizaciones y permitiendo un mínimo territorio en la ciudad a la organización de los Beltrán Leyva.

En 2017 Laredo, ciudad gemela de Nuevo Laredo (Tamaulipas) era dominada por Los Zetas y contaba con presencia mínima de los cárteles de Sinaloa, del Golfo, el CJNG y los Beltrán Leyva. Para 2020, el que era considerado un bastión Zeta se quedó en manos de los Beltrán Leyva prioritariamente y Sinaloa y Jalisco en menor proporción, explica el documento.

En Tucson, ciudad cercana a Nogales (Sonora), el cártel de Sinaloa que hace unos años compartía la zona desértica de Arizona con el CJNG y los Beltrán Leyva, en 2020 se adjudicó por completo la aduana fronteriza, que también es conocida como punto de cruce de migrantes indocumentados.

CDS recuperó por completo el paso fronterizo de San Ysidro que cruza a hacia Tijuana (Baja California), donde se planea el inicio de la construcción de una nueva aduana en los próximos meses, que antes compartía a partes iguales con el CJNG, de acuerdo con el reporte anual de la DEA.

Mientras tanto, la organización liderada por Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho, desplazó a los Beltrán Leyva de las participaciones que compartían en San Diego y en Imperial, paralelas a Tijuana y Mexicali, respectivamente.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer