Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

Salinas de Gortari se reunía con el “Señor de los Cielos”, afirma periodista

amado_salinas, AMLO, 71 kb, Salinas de Gortari
Foto: Especial.

MÉXICO.- Pese a que la penetración del narco en la presidencia de la república data al menos de 1970, la periodista Anabel Hernández ha identificado que las relaciones entre el crimen y la política mexicana tuvieron un quiebre que comenzó en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando el mandatario aún tenía encuentros con capos como Amado Carrillo Fuentes, El señor de los cielos.

De acuerdo con la reportera especializada en temas de narcotráfico, esos vínculos se volvieron codiciados con el paso de los años porque desde el Ejecutivo podía decidirse a qué grupos combatir, según las políticas de seguridad.

En entrevista con La Octava, Anabel Hernández fue cuestionada sobre en qué momento el gobierno perdió el control del negocio con los grupos criminales. La autora de “Los señores del narco” (2010) hizo énfasis en el periodo de 1988 a 1994 cuando dijo, comenzó a gestarse un empoderamiento de cárteles.

“Pienso que pierde el control del negocio primero de manera soterrada, silenciosa, y después con esta violencia brutal, desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, donde el propio presidente, donde su secretario privado, Justo Ceja, se reunía con Amado Carrillo Fuentes, donde había claros nexos, acusaciones muy graves, penales, en contra de del propio hermano de Carlos Salinas de Gortari, Raúl Salinas de Gortari, como lavador de dinero tanto de Amado Carrillo Fuentes como de Juan García Ábrego, ahí están los expedientes, están los expedientes, están varios testimonios”, respondió a su colega Jesús Escobar.

Y es que de acuerdo con el análisis de la periodista, es en esas convivencias cuando el narcotráfico consolida tal poder monetario que lo dota de fuerza “para irse comiendo pedazos del Estado”. Antes de ello, las autoridades aún tenían coacción suficiente para controlar a las grupos delincuenciales.

Pero a raíz de que México se establece en una plataforma para el envío de cocaína hacia Estados Unidos y con el incremento de consumo de drogas en ese país, las facciones delictivas obtienen mayores ganancias aprovechando su papel como intermediarios del narcótico producido en Sudamérica.

“Es ahí cuando estas bandas criminales se convierten en importantes cárteles con una gran capacidad económica para entonces ir con el gobernador y ponerle un precio, para ir con el jefe de la zona militar y comprárselo y ponérselo en el bolsillo, comprar armas, comprar sicarios, vehículos, etcétera, etcétera, es esta riqueza, este poder económico que le da la fuerza al narcotráfico”, explicó.

Por otra parte, Anabel Hernández se refirió a la tolerancia social del crimen, porque al final de cuentas “salpicaban dinero” y causaban el crecimiento de inversiones, por ejemplo, en el ramo inmobiliario. Lo mismo en ciudades como Guadalajara, Reynosa, Chihuahua, Culiacán, Tijuana, Puebla y la propia capital del país. Igual crecían negocios cambiarios, de ventas de ropa, vehículos lujosos y otros productos.

La idea en aquella época, ya con Ernesto Zedillo (1994-2000), era que el narcotráfico no afectaba a nivel interno, pues su negocio era hacia Estados Unidos y, en tanto el daño fuera para los vecinos del norte, no había mayores réplicas. Pero entonces se gestaba el proceso de descomposición en las entrañas del Estado, porque cambiarían las reglas del juego con el arribo de otras fuerzas políticas en el año 2000.

Al arribo de Vicente Fox, quien obtuvo el voto por un partido distinto al que había estado por siete décadas en el poder, hubo un reacomodo de la dinámica entre narcos y políticos. Antes se brindaba protección a todos, señaló Anabel Hernández, porque cada quien se llevaba una tajada del negocio criminal y había ciertas reglas de convivencia.

Pero todo cambió y hubo alineaciones con un bando: el del Cártel de Sinaloa, Los Beltrán Leyva y Los Valencia, es decir, con la llamada Federación. Se decidió combatir al Cártel de Tijuana, al Cártel del Milenio y al Cártel del Golfo.

Según los registros de la periodista, fue Fox quien desató la violencia al enviar operativos a los bastiones de grupos enemigos a la Federación, con Genaro García Luna al frente de la Agencia Federal de Investigaciones. La campaña entonces se llamó “México seguro”, con intervenciones en Tamaulipas y Baja California.

De ahí que los narcotraficantes de Tijuana y Tamaulipas detectaron que el Estado usaba sus recursos para disputarle plazas en una guerra que al final, beneficiaría a la Federación.

“[Pero ellos] no eran mancos ni estúpidos y es ahí cuando surgen los Zetas, y es ahí con surgen una serie de células armadas de estos carteles que dicen ‘no vas a venir a mi, tú gobierno, a quitarme mi territorio pues para repartírselo al Chapo, al Mayo, a los Beltrán Leyva’ y es ahí, más o menos en el año 2002-2003, que empieza a detonar la violencia”, relató.

De tal modo que cuando Felipe Calderón llegó al poder en 2006 siguió y reforzó la misma inercia, porque el Cártel de Sinaloa aportó dinero a su campaña, como a la de Fox, así como a la de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con las indagatorias de Anabel Hernández; es decir, las decisiones del gobierno no fueron gratuitas.

Estados

Sicarios van a fiesta y matan a balazos a 11 personas en Tonalá (VIDEO)

SICARIOS_TONALA, Sicarios, 13 KB, Tonalá
Foto: Especial.

JALISCO.- Se registró un ataque armado por parte de sicarios la tarde del sábado en el municipio de Tonalá, Jalisco, el cual dejó al menos 11 personas muertas y dos heridas. Entre las víctimas hay hombres, una mujer y dos menores menores.

De acuerdo con los primeros reportes, sicarios armados balearon en un convivio que se efectuaba en el cruce de Pemex y 5 de Mayo, en la colonia Jauja.

Aunque aún de desconoce los motivos del ataque, testigos indicaron que los causantes escaparon en tres camionetas: dos Ford Explorer en color negro y una azul.

Minutos más tarde, autoridades avistaron el convoy compuesto por tres vehículos que coincidían con las características de los descritos por los testigos, estos transitaban en sentido contrario por una brecha cercana a la carretera libre a Zapotlanejo y Periférico, según un reporte en vivo de Milenio TV.

Por ello, se desató una persecución por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno, incluso, se sumó un helicóptero de la Secretaría de Seguridad del Estado para tratar de ubicar a los responsables de este multihomicidio.

Un par de horas más tarde, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Jalisco (FGEJ) publicó una tarjeta informativa en donde menciona que, sobre la banqueta de la calle Emiliano Zapata, casi al cruce con Rusias Negras, fueron localizados los cuerpos de 10 hombres.

En imágenes compartidas en redes sociales, se observa cómo a un costado de los cadáveres se hayan latas de cerveza, así como una camioneta con caja de redilas con material para construcción.

Además, en el interior de un domicilio fue localizado otro cuerpo de un hombre, al parecer menor de edad, a quien también se le aprecian lesiones por arma de fuego.

En estos hechos se tiene conocimiento de que dos personas más resultaron heridas, una mujer y otro hombre al parecer menor de edad, quienes fueron llevados a recibir atención médica.

Personal de Homicidios de la Fiscalía del Estado se presentó en el lugar para obtener datos de los sicarios. Los cuerpos de las víctimas serán trasladados al descanso del Servicio Médico Forense en espera de su identificación oficial, en tanto se trabaja en la fijación de indicios en el sitio.

Durante febrero se han registrado cuatro multihomicidios en la Zona Metropolitana de Guadalajara: la tarde del pasado 10 de febrero un comando irrumpió en una casa improvisada de la calle Morelos, en el municipio de Tlaquepaque, asesinó a cinco personas y dejó a una más herida; la madrugada del 17 de febrero tres hombres y una mujer fueron asesinados a tiros en un parque de la colonia Lomas de Polanco, en Guadalajara; la tarde del 18 de febrero un comando asesinó a cinco personas en una finca de la colonia Guayabitos del municipio de San Pedro Tlaquepaque.

Además, el lunes 8 de febrero un grupo armado irrumpió en un restaurante de una exclusiva zona de Zapopan para privar de la libertad a una persona que hasta el momento no ha sido identificada y provocó un enfrentamiento a tiros con los acompañantes de la víctima; en ese hecho perdió la vida un hombre.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer