Conéctate con nosotros

Mundo

Vacuna de Pfizer podría acabar con la epidemia, afirma estudio

covid_pfizer, covid, 30 kb, vacuna, mexico,
Foto: Especial.

MÉXICO.- La vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19 mostró una eficacia abrumadora contra el nuevo virus en un estudio que siguió a cerca de 1.2 millones de personas en Israel, resultados que según expertos en salud pública muestran que las inmunizaciones podrían poner fin a la pandemia.

Dos dosis de la vacuna previnieron 94 por ciento de los casos de COVID-19 en 596 mil 618 personas inoculadas entre el 20 de diciembre y el 1 de febrero, una cuarta parte de los cuales eran mayores de 60 años, informaron equipos del Instituto de Investigación Clalit y la Universidad de Harvard en un estudio publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine.

Los investigadores compararon a cada persona inyectada con alguien que no había recibido una vacuna, lo que permitió el mejor análisis hasta ahora de si los resultados extremadamente buenos de un ensayo clínico anterior se mantendrían en el mundo real.

La vacuna de Pfizer-BioNTech superó todos los obstáculos. De hecho, fue tan efectiva que expertos externos dijeron que con un uso lo suficientemente amplio sería posible detener la pandemia.

“Este es el tipo de vacuna que nos da esperanza que la inmunidad de rebaño puede ser posible”, remarcó Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney, quien no participó en el estudio. A los niveles de eficacia observados en Israel, señaló, vacunar entre 60 y 70 por ciento de la población debería ser suficiente para prevenir infecciones, enfermedades y muertes y “tener la mejor oportunidad de reanudar la vida normal y abrir la sociedad”.

Después de dos dosis, la vacuna fue tan efectiva para adultos de 70 años o más como para personas más jóvenes. Hubo indicios de que la inyección podría funcionar un poco menos en el caso de personas que padecían otras tres o más enfermedades, como presión arterial alta y diabetes.

No obstante, el beneficio se mantuvo alto, con una protección de 89 por ciento contra los síntomas del COVID-19 siete días después de la segunda dosis. Mientras que para la mayoría de las personas, la protección ya era significativa dos o tres semanas después de la primera dosis.

Los resultados también fueron positivos para otra característica muy observada: la prevención de la transmisión. Aunque el equipo de investigación señaló que el estudio no fue diseñado para estudiar la transmisión, debido a que los participantes no fueron evaluados de manera proactiva, pareció haber un efecto: la vacuna previno 92 por ciento de las infecciones confirmadas, incluidas las asintomáticas, entre las personas vacunadas.

“Podemos obtener una medición en el mundo real de la efectividad de la vacuna”, dijo Ben Reis, coautor del estudio y director del grupo de medicina predictiva del Boston Children’s Hospital y Harvard.

Se trató del mayor estudio realizado hasta ahora para cuantificar el impacto de la inyección fuera de los límites rigurosos de un ensayo clínico aleatorizado y ciego destinado a medir la efectividad para los reguladores. Dio a los investigadores la oportunidad de ver si cualquier desviación de los programas de vacunación o problemas de logística para la vacuna, que debe almacenarse congelada, alteraría los resultados.

Es importante destacar que, al final del período de estudio, hasta cuatro quintas partes de los casos en Israel fueron de la variante del virus más contagiosa identificada por primera vez en Reino Unido, lo que proporcionó información que faltaba en los resultados de los ensayos clínicos de la vacuna, que se realizaron antes de que la variante comenzara a propagarse.

Mundo

Estados Unidos y Japón van por tecnología 5G

El primer ministro de Japón; Yoshihide Suga tendrá este viernes 16 de abril la primera cumbre con el presidente estadounidense; Joe Biden. Se pretende que los líderes anuncien una inversión de 2.000 millones de dólares para la tecnología 5G.

La Casa Blanca, muestra la prioridad de renovar alianzas entre Estados Unidos y Asía, Yoshihide Suga es el primer invitado y se espera que el presidente surcoreano, Moon Jae-in visite al mandatario en mayo.

Otro de los temas a tratar con el ministro de Japón es sobre los objetivos climáticos y las crecientes tensiones con Taiwán.

“Ningún país busca elevar las tensiones o provocar a China, pero al mismo tiempo tratamos de enviar una señal clara de que algunos pasos que China está dando son contrarios a la misión de mantener la paz y la estabilidad”, dijo un funcionario estadounidense de alto mando.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer