Conéctate con nosotros

Mundo

Cubrebocas terminan desechados en playas

La lista habitual de basura que termina en las playas de todo el mundo, ahora se suman los cubrebocas y guantes utilizados por las personas para evitar el contagio de coronavirus.

En el último año, voluntarios que recogieron basura en las playas de Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong encontraron equipo de protección personal desechado.

El ejemplo más reciente se dio el miércoles, cuando el grupo ambiental Clean Ocean Action de Nueva Jersey publicó su recuento anual de basura extraída de las costas del estado. Además de los plásticos, colillas de cigarrillos y envoltorios de comida que ensucian la arena cada año, los voluntarios del grupo retiraron de las playas de Nueva Jersey 1.113 mascarillas y otras piezas de equipo de protección relacionado con el coronavirus durante el otoño.

Usado correctamente, el equipo de protección personal salva vidas; si se desecha incorrectamente, se mata la vida marina”, dijo Cindy Zipf, directora ejecutiva del grupo. “La basura de los equipos de protección personal es un resultado grave de la pandemia y es 100% evitable. Hay que usarlos correctamente y luego desecharlos adecuadamente en un bote de basura. No es difícil, y es lo menos que podemos hacer por esta maravilla de planeta en el que todos vivimos, sin mencionar por nosotros mismos”.

Los cubrebocas y guantes comenzaron a aparecer en las playas poco después del estallido del COVID-19 el año pasado, y siguieron apareciendo a medida que las personas cansadas de las cuarentenas buscaban un escape en la playa.

En la segunda mitad de 2020, voluntarios de todo el mundo recolectaron más de 107.000 artículos de equipo de protección personal, según Ocean Conservancy, pero el grupo considera que la cifra real es mucho mayor.

Una vez en el medio ambiente, el equipo desechable de protección personal es como cualquier otro plástico de un solo uso que posiblemente jamás se degrade, sino que se rompe en pedazos cada vez más pequeños, persistiendo de forma indefinida”, dijo Nicholas Mallos, director senior del programa de Mares Libres de Basura de Ocean Conservancy. “De hecho, un estudio reciente reveló que una sola mascarilla desechable puede soltar hasta 173.000 microfibras — pequeñas fibras de plástico — en un solo día”, añadió.

Lo que esto significa es que el daño es acumulativo, sumándose con el paso del tiempo a la inmensa cantidad de plásticos que ingresan a nuestros océanos año con año”, comentó Mallos. “Los equipos de protección personal han sido vitales para la protección de la salud humana, pero la contaminación resultante también ha puesto en evidencia el hecho de que nuestros sistemas de manejo de desperdicios no están equipados para lidiar con una crisis como esta”.

La Pacific Beach Coalition, del norte de California, notó recientemente un incremento drástico de equipo de protección personal desechado en las playas cercanas a la ciudad de Pacifica, al sur de San Francisco. Durante una jornada de limpieza se recolectaron 413 guantes de latex y más de 700 mascarillas quirúrgicas de un solo uso.

En Escocia, se encontró equipo desechable de protección personal en casi el 25% de las playas que Marine Conservation Society limpió el otoño pasado.

Mundo

Pandemia en punto crítico: OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió la pandemia por covid-19 alcanzó un “punto crítico” con infecciones que crecen exponencialmente, con las medidas adecuadas, el virus podría ser controlado en “unos meses”.

Estamos en un punto crítico. La trayectoria de la pandemia está en plena expansión, crece de forma exponencial”, declaró en conferencia de prensa Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la OMS en la lucha contra el virus.

No es la situación en la que queremos estar 16 meses después del inicio de la pandemia, cuando disponemos de medidas de control eficaces”, agregó.

La semana pasada, explicó preocupada, el número de casos creció un 9% en el mundo, mientras que las muertes aumentaron un 5%.

Es la séptima semana consecutiva de aumento de los casos, y la cuarta semana consecutiva de aumento de las muertes”, explicó a su lado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

OMS pide usar cubrebocas durante reuniones familiares de Navidad

La semana pasada, hemos registrado el cuarto mayor número de casos en una sola semana hasta ahora. En varios países de Asia y del Medio Oriente se ha registrado un fuerte aumento de casos. Y esto a pesar de que se han administrado más de 780 millones de dosis de vacunas en todo el mundo”, lamentó.

Recordó una vez más que las vacunas son herramientas “vitales y poderosas”, pero llamó a seguir las medidas de la distancia física, uso de cubrebocas, lavado constante de manos, ventilación, rastreo de contactos, aislamiento y cuarentena.

La OMS no quiere ver confinamientos sin fin (…). Pero por ahora, en muchos países, las unidades de cuidados intensivos están desbordadas y la gente está muriendo, y eso es totalmente evitable”, aseguró el jefe de la agencia de la ONU.

En algunos países, a pesar de la continua transmisión, los restaurantes y los clubes nocturnos están llenos, los mercados están abiertos y llenos, y pocas personas toman precauciones”, criticó.

Destacó además que los países que obtienen mejores resultados son los que han adoptado una “combinación de medidas adaptadas, mesuradas, ágiles y basadas en datos”.

Para Tedros, aunque la pandemia está “lejos de haber terminado”, hay razones para ser optimistas, como la disminución del número de casos y de muertes durante los dos primeros meses del año, lo cual demostró que el virus y sus variantes “pueden ser detenidos”.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer